RICARDO ALVAREZ

NO RUEGO POR EL AGUA



 

 

 

 

Estremece el alarido que expulsa la mísera pena,

al hombre le atañen los gemidos de truncas voces.

se perfilan mil veces estrellas que paralizan roces.

 

Los subterfugios de mil noches decoran tinieblas tristemente vestidas.

Los jaulones del presidio son toque de reproche,

estertores de grilletes dejan rastros indelebles.

En el globo del aire se pierde la garganta vacilante, el gesto se ausenta

en rígidos semblantes y lóbregos astros fenecen sin ilusiones.

La bestia indómita adapta su formato,

no como la cobarde cuarentena que en los palacios

se atraganta de boronas y por la boca muere repudiando las pasiones.

 

Yo que no soy más que un sapo perdido en la alcantarilla,

presiento la primogénita explosión que esparce esquirlas de barrotes,

cautivo del inclemente carcelero me encierra con despojos, busco en mis raíces y hallo la motivación de sentirme vivo como la sangría del vino.

 

Aunque mi ánfora ande reseca y yo sude como un buey arrastrando el arado

No ruego por el agua que en regalía oferta la copa prístina del despreciable ufano. A mí me alcanza una gota de lluvia libre para sorberla

entre las hendijas de mis manos.

No será mi gola el reclamo del agua herida, yo grito por dentro,

tejo y destejo aullidos de las sombras,

le doy forma a los sueños y despecho el olvido

que trazan las rayas grises que imponen los paradigmas.

 

Cerrojos de pórticos sin aberturas, un espejo aguarda en vano,

la encrucijada parece abierta a la vigilia cuadriforme,

entre todas las memorias se pierde lo irreparable

de las fuentes donde el albo es un camaleón de luna amatista

y las venas obturan el tráfago de la sangre.

 

 

 

 

.

 

 

 

 Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

Poemas de ricardo alvarez@blogspot.com

Poemas de ricardo alvarez-blogger



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.