Glomo

Materia fecal

                   En las concavidades del desagüe 

                   encuentro la salvación del cielo. 

                   Si tenemos en cuenta que somos 

                   lo que los demás reconocen,

                   muchas veces nuestra expresión 

                   es de cloaca, con lo que no somos 

                   más que materia fecal. 

 

                  A veces nuestra expresión es sublimada,

                  no es directa y, para mí, deja un trono por otro.

 

                  Desde el que escribo tiene la fuerza de un

                  remolino, es tomar asiento y dejar poso,

                  se tira de la cisterna y ya está todo limpio.

 

                  ¡Ay si todo fuera tan fácil! A mayor discurso 

                  mayor es la ponzoña, el atrio o el púlpito 

                  debería ser adornado con rollos de papel 

                 higiénico para todos los congregados,

                 acaso necesiten secar sus lágrimas de 

                 emoción, acaso limpiar sus orificios de

                tanta materia en comunión defecada.

      

 

                  

Comentarios1

  • Texi

    Pelin resentimiento observo...
    Buen escrito

    • Glomo

      Redefecación... más que resentimiento. Gracias por tu comentario.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.