mario mena mena

Cuando uno se pierde de sí mismo

Hay caminos en los que uno se pierde de sí mismo

su propia silueta se desdibuja entre la niebla

se le acaba el lenguaje

y nada más tiene palabras para las cosas comunes

No puede alzar vuelo

las plumas se nos mojan

y uno arrastra las alas, como enfermo.

Son caminos para desclasar el ángel que somos

 

Uno lo nota, se da cuenta cuando pasa la frontera

una especie de epitelio que limita con el infierno

Los sentidos se van volviendo inútiles

Los ojos no ven, los oídos no oyen

la mente se traba, torpe.

Tú nos dejas

porque estas no son tus tierras.

 

Si uno no reacciona pronto se vuelve anti-uno

contrario a lo básico de sí mismo

negación de lo mínimo deseable

Un perdido.

Cuando miro al otro lado de esta cerca

siempre me convenzo que nada te merece

que cuanto más soy yo,  soy menos Tu

el yo que soy se vacía de sentido

se me seca el pensamiento

y floto como un desecho

en una nada indeseable, inmensa.

 

Es algo que no se cómo decirlo

y puede que suene a invento

de un ansia mística sin sentido

Pero hay algo de lo que soy testigo

que sólo me encuentro si en Ti me pierdo 

Comentarios1

  • Fabio Robles

    Muy interesante y filosófico poema . El egoísmo nos lleva a tener un falso castillo de vidrio . Saludos mi amigo

    • mario mena mena

      !Que grata tu visita y tu amable lectura y comentario¡
      Buena noche.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.