Necrofagotimes

Pre+misas ór(b/f)icas.- (06/06/2017).-

El universo te convoca para reincorporarte,
   A. ¿Quién soy yo, vano producto, para detener tu desíntegra voluntad?
   Γ. ¿Quiénes son todos los muertos que adoras, si no pueden ser nombrados?

Pero
   1. Un hombre con un ala no es un ángel.
   Dos. La modorra de la siesta no es paz.
   ∞. Lo que reaparece tras borrar su tachadura ya no es símbolo.

Una serpiente brota de la estufa para acurrucarse a nuestros pies.
Nos habla al oído, nos lame los ojos.
No le pidas que no constrinja ni muerda, no sería justo.

Póstrate sobre mí, somos sacerdotes de la Maldita Casandra.
Arrástrate bajo mi cuerpo de diluvio térreo, de vendaval llameante.
¡Doblégate, te digo!
Sólo quien se entrega
   Luego puede recuperarse.

Comentarios1

  • Texi

    Me encantó la historia de Casandra.
    Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.