Erick Gambino

INSOMNIO

Disfruto del café en sus dos matices;

el de tu piel y la infusión.

 

Disfruto demasiado de tu fragancia,

parecida olor tenue del café.

 

Me envuelve el color negro de esa infusión vespertina,

el mismo del color de tus ojos;

y para decir verdad, estos últimos me provocan mas insomnio.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.