Coty

Postal de febrero



El viento recoge y dispersa
el mundanal ruido.             
Poco a poco, la plaza se llena de casetas.
Peroles aquí y allá, cocinas ambulantes,

 fumarolas que impregnan el ambiente
de apetitosos aromas... 
papas y yuca frita... 
pastelitos de perro...pupusas...
carne asada y pollo.
Sendos aparatos de sonido
replican escandalosas rancheras,
merengues pegajosos
y el desagradable reggaetón    
con su contenido triple equis,
en una infernal algarabía.

La marimba en cambio,

siempre es un festín para el oído.
Época de feria.
Olvidados quedan los ritos religiosos.
Las tímidas procesiones, 
intentan hacer notoria a la Virgen Patrona de La Candelaria

 y a los Santos de la Iglesia
cargados sobre los hombros de los fieles.
Los "cuetes" de vara 
haciendo el ssssszzzzz... clap!.... clap!....
y el travieso torofuego     
sacando adrenalina
de pirómanos grandes y chicos.
Las chicas con sus zapatos de moda y espigadas piernas

 recorren las caĺles como en pasarela.
Las viejas hurgan con los ojos 
los mil y un accesorios multicolores
dispuestos al azar en las improvisadas
tiendas callejeras.
Los niños correteando al descuido de sus madres

 implorando "pisto" para "chucherías".
Y los hombres en la búsqueda eterna
de la rubia bien fría,  
que nunca es suficiente
sino hasta que el estupor del alcohol
bloquea los sentidos.
Un escenario diligentemente estructurado
intenta ganar protagonismo
para exhibir los actos culturales
y el pueblo espera con curiosidad
el desenlace de los reinados de fantasía.
No queda mucho del alboroto.
Los bolsillos vacíos.    
Las calles sucias.
La esperanza fallida,
por una economía decadente.
Pero el pueblo espera feria,
los días gélidos de un febrero loco.
Escape de la realidad...
y cada loco con su tema.

Comentarios2

  • Poemas de Camilo

    Uno de enero,
    dos de febrero,
    tres de marzo,
    cuatro de abril,
    cinco de mayo,
    seis de junio,
    siete de julio: SAN FERMÍN.
    A Pamplona hemos de ir
    por una media, por una media;
    a Pamplona hemos de ir
    por una media y un calcetin.
    Hondureña hermosa.

    Ego sum

    • Coty

      Qué linda sorpresa, Don Camilo! Un abrazo interoceánico hasta la próxima postal.

    • Beatriz Blanca

      Felicidades Cotita, estoy muy feliz de este reencuentro.
      Un cariñoso abrazo

      • Coty

        Un gusto saludarte, Beatriz. Estuve algo ausente pero ya vengo reanimada para compartir letras. Un abrazo!



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.