Eloy Mondragón

SUBLIMINAL

 

Con un misterioso halo nocturno

una cómplice luna picaresca

la magia de un sublime instante

mezclando con sutil contribución

las bellas notas de un verso.

Las estrellas lejanas, titilantes

sin penetrar sus rayos indiscretos

para que vuelen los sueños

con levitar delicioso

en las páginas abiertas

de un paraíso escarlata.

Así llegó a mí, zorzal virtuosa

un corazón en la mano

una noche de tantas

especial como ninguna.

 

© Eloy Mondragón

Comentarios1

  • YA SABES QUIÉN...

    Los versos entretejen la ilusión
    que la mente recrea.

    Un gusto leerte amigo.

    • Eloy Mondragón

      Saludos, amigo. Siempre agradecido por tus gratos comentarios.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.