Alcionico

Cama de lirio

El cielo azul
La tierra blanca
Lugar donde escribir
Nuestras mañanas

Aroma nuevo
Miel que resbala
De mi boca caen
Cuasi palabras

Medroso duende
La luz tapas
Hazte gigante
Escala montañas

Carcoma de talón
La superficie aguarda
Cual leño barado
No estaré mañana

La mente pesa
Los ojos cansan
Lirios como frazadas

Semanas olvidadas
Palabras postuladas
Para no volver a cargar
con el duende
a mis espaldas

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.