NorbertoPablo

Mujer de Sabá.

La lid en tus negros ojos, labran en tu memoria
lo que si hoy pierdo, ganaré mañana.
Estarás, mujer de Sabá, en los altares
con tu séquito de amores.
Volveré por ti en el alba,
esta vez más humilde.
Despertaré tu corazón.
Y aún hecho un pingajo detrás de los escudos,
pelearé por tus labios que probaron mi tierra
hasta dejarla fértil de volver a enamorarte.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.