José de Jesús Camacho Medina

El Águila

El águila puede convivir con cuervos
los cuervos no dejan de sacarse los ojos
las alas del águila no cesan en su brillo
que se esparce entre las tinieblas y los limbos.

Los cuervos prefieren sacarse los ojos
los unos a los otros
el águila no puede hacer nada
solo le queda intentar colonizar las estrellas.

Él plumaje del águila es radiante
para los cuervos en su ceguera es irrelevante
él águila no pertenece a círculos mundanos
su esencia se suscribe a lo mas alto.

El águila vuela y transciende
desafía ventiscas y vientos
los cuervos subyacen en cautiverio
las águilas marcan el rumbo de la historia.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.