urescritor

LO QUE LEES NO SON LETRAS SINO «MÚSICA DE PRESTIDIGITADOR»

Por Alberto JIMÉNEZ URE 

 

Existe un lugar

Donde suelo sentarme [a] mirar

E igual realizar una acción con mis manos

Que no es digitalizar mis ficciones o testimonios

Sino  producir una forma de musicalidad perceptible

Absolutamente mediante los cinco sentidos formales:  

Y un sexto de «prestidigitador» sobre el cual nadie

Discierne porque temes arriesgarte ser calificado

Timador, mago, ilusionista o hipnotizador. 

 

Existe un lugar

Donde suelo sentarme [a] mirar

Un lago inmenso, sin oleajes y temible

Donde finalmente introduzco mi Ser Físico

Mientras procuro danzar sin testigos mortales. 

Empero, cada vez que alcanzo Islote,

Quienes proceden de partos esclarecidos

Suelen recibirme felices porque pertenezco

A esa hermandad que celebra y brinda heroico

En el Mundo No Penitente donde nadie se ofusca.

 

Existe un lugar

Donde suelo sentar [a] «mirar [me]»

Introspectivamente en Fase de Meditación

Preparándome para ser investido príncipe

En el Reino Unido de la Inteligencia y Creación

Por una emperatriz llamada Razón Suficiente.   



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.