Jorge Aimar Francese Hardaick

EFÍMEROS AMORES (parte 1°)



Le conocí en un suburbio
una tarde de verano
entre grises empedrados
y faroles oxidados.

Su mirada era triste
su sonrisa de juventud
y una alondra anunciaba
el presagio de un amor.

Caminamos de la mano
callecita cuesta abajo
de paredes silenciosas
ocultando el misterio
de pasiones fastuosas.

Ingresamos a un hotel
sustancioso de ilusiones
y una música de fondo
bienvenida de balcones.

Entre suspiros y caricias
se arrumaron nuestras pieles
en ese cuarto semi oscuro
con fragancia de laureles.

En un abismo de lujuria
nos amamantamos los dos
ella, devorarme pretendía
yo, para mi vida la quería.

Desnudos en el crepúsculo
la luna nos atrapó
y dándonos un adiós
ella, sutilmente se marchó.

Jorge Aimar Francese Hardaick
Escritor de Sentimientos - Argentina
(derechos reservados del autor (*))

(fotografía tomada de la web)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.