Ariel Figueroa Gomez

Como los gatos

      Quisiera ser como los gatos, y poder amarte aún mas de esta vida.   Morirme y volver por que tengo siete oportunidades de descartar una huida.   Te conoceré como antes, trataria de saber porqué me enredaba tu cuerpo y me aruñaba tu ausencia, eso haría en la primera.   En la segunda, buscaría las razones para no dejarte en las otras cinco, te concentraria en mi yerto cerca de mi quimera.   En la tercera sinceramente no te dejaria salir de esta cajita llena de hormigas, de entre mis suelos no te desenterraria( mi tierra es de seda y diamante)   A la cuarta y ya enamorado; sacaria al sol de entre esas dos lunas menguantes que sueles llevar guardadadas y guardas discretamente para el elegido amante;   Para la quinta vida, porqué aún me faltan dos Cañadas por pasar, te dejaria apacible sin ninguna añadidura, tu sabes que eres perfecta así de imperfecta, te dejaria solo para adorarte.     La sexta es ya nostalgica y triste, es ya saber que el agua que llevava la tromba se acabo, es enterarse que las uvas se pudriran en el entonces amado huerto.   La ultima seria para recordarte porque ya no habrá mas, ya todos lo saben que el árbol tira las hojas en otoño como para llorar y dejar un ocaso y un cuerpo yerto.   Y me tienes en las últimas mujer; Ni una vida a tu lado me conseguiste no por que ya no tuvieras asientos, es porque en tu lista no me hallaste.   Como para buscar excusas los desterrados y poetas decimos cosas vanas ya con los ultimos años y madurez decidimos decir lo imperdonable; Es verdad nunca me amaste.

Comentarios1

  • Ana Maria Germanas

    Mi querido poeta, solo te dire algo, me encanto !!!, siendo que no hay nada imperdonable, en tu verdad, solo vi tu corazon al descubierto, un gran saludo Ariel.-



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.