Santiago Miranda

La consciencia de lo escrito

(a Ignacio y Blanca Ortega)

Aquí escribo mi nombre;
Santiago o Ignacio, Ignacio que vive
en Santiago o su repitencia, esto es
Santiago en Santiago, Ignacio queda
                                                        fuera

 

Aquel William o Homero o Durante
fueron cocreando a su figura a una imagen
de Beatriz, Héctor o Hamlet, hasta su semejanza

 

Aquella narración condujo al ser a niveles superiores
hacia los nuevos abismos de valores, al ser
aquellos los que a vivir se disponen 

 

Los polos profundos, embarcados dentro de sí
con todas sus incongruencias y vaívenes
bajo ángeles y demonios, bajo terrores

 

Navegando en los inexplorados confines
positivos/negativos de la experiencia humana
ambivalente, tan bestial y humana, de nuestro ser

 

Distante, paradójico, repitente
como una alucinación atrapante como
el vértigo de una poética ahugurante

 

Se trata del futuro que espera a ser
leído, ya lo leído activa un mecanismo irretractable
ya lo aprehendido dispara hacia una meta a lo existente

 

La vida imita al arte
y no es causalidad contraria
yo creía que inconsciente era mi bagaje
ya el arte se ocupaba describiendo la vida del mañana

Comentarios1

  • Ana Maria Germanas

    Hola Santiago, leerte es para mi una aventura, tu dialectica, navega por tormentosas aguas, tu lenguaje es profundo y he aqui que aca llegaste, arribaste al fin a un puerto, donde el poeta, se encuentra con la estatura que le dio su vida, a la poesia, me gusto muchisimo !!!

    • Santiago Miranda

      aww, gracias por el comentario estimada, reconforta mucho saber que algo del esfuerzo es del gusto de alguien, la leo atentamente, saludos.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.