neosan

Salto


AVISO DE AUSENCIA DE neosan
--Indeterminado.--

 

Estoy sentado a la orilla del precipicio
Miro la oscuridad al fondo
La siento detrás de mí
Fría, me congela hasta los huesos.

Las voces en mi cabeza
Finalmente se adueñaron de ella
No hay nada que perder
Si nadie sabe tu nombre
No hay nada que ganar
Si no tienes esperanza.

Me he perdido de vuelta
En este laberinto de sombras
Intento salir y respirar
Pero tengo las alas rotas.

Tomo la última cuchilla
Firmo mi sentencia
Una a una los sueños son nada
Una a una las mentiras se alejan
Una a una las lágrimas se evaporan.

Rodeado de una muralla
Cuando dentro la guerra se desata
Si los días no parecen cambiar
Solo quiero dejar este lugar atrás.

Intento romper las cadenas
Mientras se desangran mis venas
El dolor me toma por el cuello
Miro, pero no hay nadie en el cielo.

Tengo frio, tengo miedo
Pero es más mi deseo
Saltar hacia el vacío
Ser nada, ser olvido.


< -- NeoSan -- >

Comentarios3

  • Gisela Guillén

    Escribir esos sentimientos oscuros nos ayudan ver con mas claridad lo bella que es la vida
    Un abrazo Neo

  • David Arthur

    Profundo y fuerte poema Neosan.

    Saludos,
    David

  • Nancy Hernandez

    Cuanta angustia en tus letras amigo!! Lo cierto es que escribes con el alma y tranmites cada frase. Un gusto leerte. Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.