Javiuromo

Siempre Tú

Amanece, y apenas me levanto solo hay dos cosas en mi mente, Dios y tu rostro.

Mañana, tarde y noche
no dejo de pensarte
lo hago menos de lo que puedo hacerlo
y más de lo que debería

¿Qué hay pues de malo en soñarte cada noche? O ¿En imagimar cada tarde que tú y yo somos algo?

Con todo mi corazón te busco y me rechazas
Con todo mi amor te hablo
Y me ignoras
Con todo mi ser te busco
Pero no te hallo

Y cuando siento que estoy a unos pasos de encontrarte
Ay mi amor... ya te has ido

Si en mi hicieses ver tu misericordia
así como Dios la muestra para con todos
te aseguro cariño que cada día
estaría un poco menos muerto



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.