Diaz Valero Alejandro José

Orquesta vespertina

 

El grito crujiente

de  hojas secas

con el sepia incipiente

de la tarde quieta

se proyecta

con su eterno sonido

y llena mis oídos

con la musical orquesta.

----------------- 

Autor: Alejandro J. Díaz Valero

Maracaibo, Venezuela



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.