Hermes Antonio Varillas Labrador

“Hipotética carta por una digna labor cumplida”

“Hipotética carta por una digna labor cumplida”

 

Hoy me permito escribir

esta modesta misiva

dando gracias al Creador

por la victoria concedida

por los fueros recuperados,

por las preseas obtenidas...

 

Un triunfo sobre la opresión

que a la democracia reaviva,

deseo se oiga un concierto

en toda la extensa geografía

de nuestra amada Venezuela,

de nuestra Nación tan querida

que sea un concierto de unión,

de dulce amor y de alegría,

con notas de Juan Vicente

con su mágica melodía...

 

Valió no la pena o vergüenza

que consideraba caída,

valió la preciada libertad

de nuestra soberanía.

 

El tiempo dio la razón

a los héroes con hidalguía

que pagaron con su sangre

la bella tierra prometida,

libre ya de la dictadura

y de la cruel e infame tiranía

ni las balas ni el gas cegaron

nuestra gallarda y férrea porfía.

 

Murió el miedo a doña Bárbara

por los lados de Altamira

derrotados han quedado

los guardias y los policías,

los mercenarios y los pranes,

los colectivos y la vil cofradía

de violadores de las leyes,

de forajidos y genocidas

verdad y luz vencieron la sombra,

en la Patria tuya y mía.  

 

El temor a un comunismo

con su holodomor y felonía,

fue una fuerza, razón y motor

de nuestra acción en batería

despertar y reaccionar

como lección consabida,

murió la flor de la Habana

y toda su negra brujería

no les valió la hechicería,

de nada les valió santería

junto al fraudulento proceso

perdieron hoy la partida.

 

Albricias al alba en oriente

dándole la bienvenida

a la paz y a la concordia,

para el odio no hay cabida

tampoco para la división

con sucios lemas fratricidas

sediento el camino real

de justicia y de armonía

celebrando a su manera

con folclore y algarabía...

 

en los Andes con el vals

y bambucos de la serranía,

y en el Zulia con viva gaita,

celebremos a Sana Lucía

en el llano con su joropo

y la tonada aclarando el día,

en Barlovento con tambor

y en la costa con fulías,

la danza amazonense a dúo

con un calipso en Bolívar

y un polo margariteño

brinden con su sal su polifonía

en Lara el tamunangue

de un sol y su despedida

de crepúsculos al cesar

del astro rey su energía.

 

Nos queda ahora una tarea

iniciar la siembra de vida

plantando de nuevo valores

para curar las heridas

el “Gloria al bravo pueblo”,

valió también la rebeldía

en resistencia por fin los frutos,

por más y mejores semillas.

  

Post data:

Disculpen si canto victoria

en mi humilde poesía

la fe es certeza que Dios

perdonará la altanería

del infame y su maldición,

la maldad no es compartida

que hereden sus seguidores

sus culpas, dolor y elegía

que paguen su complicidad,

con la justicia divina

de nuestro lado está Israel

en esta singular profecía.

 

Por Hermes Varillas Labrador (Ven)

 

1573        01/06/2017

 

Disponible en:

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10211608302657582&set=a.10211351429995926.1073741903.1066336291&type=3&theater

En audio en: https://mx.ivoox.com/es/1902234

     

No soy vidente, ni pitoniso, ni nada que se le parezca, creo más en las causalidades, que en las casualidades, no creo en la suerte o el azar, sobre la base de causas y de la racionalidad he anunciado en el programa de radio “La mejor Venezuela” una serie de predicciones que han resultado un acierto, espero no estar equivocado en esta oportunidad, y mediante el ánimo y estímulo que pueda comunicar mi humilde obra, aportar un granito de arena en esta quijotesca lucha que enfrenta el pueblo venezolano ante la mafia de forajidos… Mi intención no es crear desaliento, ni crear falsas expectativas, la salida está muy próxima y el tiempo le dará a la justicia y la libertad, la BIENVENIDA…  

¡Gloria al bravo pueblo venezolano!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.