Menesteo

///Muerte y salvación de Jesús///


AVISO DE AUSENCIA DE Menesteo
Estimad@s y querid@s amig@s del portal, quiero comentarles que estaré durante algún tiempo entrando y saliendo según me permitan las circunstancias personales.
Ha sido un placer disfrutar de vuestra compañía y una gran satisfacción el publicar mis poemas en tan lindo portal.
Espero que mi ausencia no se demore durante mucho tiempo.
Os mando un fraternal abrazo desde mi tierra andaluza.

¡Silencio! ¡Silencio!

Que murió Jesús en la cruz.

Entregado a los romanos por un Judas traicionero,

que a su maestro vendió por un poco de dinero.

Que fueron treinta monedas de plata

las que le dieron a ese Judas, por denunciar a Jesús.

Había dicho el señor a sus apóstoles antes de ser acusado;

de entre vosotros habrá uno que me entregará,

cuando yo me encuentre orando.

Mirábanse unos a otros y asombraron se quedaron,

sin saber cuál de entre ellos, sería el señalado.

Orando estaba Jesús cuando llegaron los soldados

y esperaron a que Judas señalara al acusado.

En la mejilla, recibió un beso Jesús, 

delatándo al señalado que lo condenó a la muerte.

Y en la noche más oscura le prendieron los soldados

como él ya lo predijo, y de allí se lo llevaron

como se llevan a los presos; atado de las dos manos.

Fue humillado, condenado, y una corona

de espinas pusieron en su cabeza,

que se le hendía en sus sienes por momentos

con más fuerza. Y le manaba la sangre

de la cabeza a los pies de tanto como sufría.

Arrastrando, fue llevando el peso de una cruz

que le sirvió a los romanos para clavar a Jesús

con clavos como puñales que atravesaron su cuerpo

haciéndole padecer, hasta morir en la cruz.

               Un romano despiadado

             con una lanza en la mano

                 atravesó su costado.

Que mal pudo hacer entre los hombres Jesús;

que muriéndose en la cruz, mirando al cielo pedía

el perdón para los hombres, por no saber lo que hacían.

 

 

Menesteo

Todos los derechos reservados.

Comentarios1

  • Fabio Robles

    Amigo bellas letras, hay que tener valores religiosos y espirituales fuertes para hacer versos con tanta sensibilidad. Mi admiración poeta

    • Menesteo

      Gracias por tu comentario a esas letras que son historia de la humanidad.
      Mi agradecimiento por leerlas.
      Saludos
      José Ares



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.