El Pampa

EL OTRO DE MI

La noche se ha echado sobre unas matras en el rincón pampeano.
Ya todo es silencio, todo es estrellas en los rincones.
Y me veo en mi sombra que viene y se pone a mi lado.
Es como que no soy yo. Es el otro.
MI negro del blanco.
Ese que me persigue mas allá de mi.
Ese que va a mi lado sin siquiera molestar.
Ese otro que soy, muy adentro.
Ese otro que a veces busco, que otras, olvido.
O las peores aun, ese otro del que escapo.
Ese que siempre escucha cuando hablo.
Ese que me habla cuando yo callo.
Ese que perdona cuando odio.
O el que ama cuando prefiero olvidar.
Pero en las noches, es el que se pasea por todos los rincones, cuando yo duermo.
O el que sufre cuando yo sueño.
El que dicta cuando yo escribo.
Ese que quedará de pié para siempre, cuando yo muera y la pampa me devore en la tumba del olvido.
El otro de mi.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.