MANZANILLA

LA ESPERANZA Y EL SOL RESUCITAN...

Y a otra rosa, mariposa, del jardín

donde florecen los sueños, cada día

y que se riegan con fantasía

y con palabras hermosas

la vida es un ir y venir, paso a paso

tenemos penas, pero tambíen alegrías

damos y compartimos, el pan

nuestro de cada día, al vecino

somos flores de jardín o de camino

nuestro sueño es florecer, no importa

el color que tengamos, todos somos hermanos

eso sí, pero no primos, lo de primos...

lo dejamos y sigamos el camino

por la senda ya dejada, por los que pasaron

antes que nosotros, y dejaron, marcas en el suelo

de risas, o de hambre, o de dolor

sembremos esperanza en el viento

para que las lleve a todas partes

como la buena semilla del labrador

campo abierto, horizonte donde cuaja

la esperanza, donde juegan los niños

a orillas del mar, barcos eternos navegan

entre olas de mil colores, que a mi me recuerdan

patios y jardines llenos de flores y amapolas

la luna brilla en el cielo, que maravilla

y alumbra el camino, el hombre marca su destino

si vas deprisa te cansas y si vas despacio...

Nunca llegas a ninguna parte, descansa

y mañana cuando salga el sol, sigue caminado

con el horizonte en la frente, hasta el principio...

la esperanza y el sol resucitan...

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.