Gersy Hernández

Otro ser

En medio del desespero alguien tenía calma,

así que nada fue nunca del todo.

Durante una discusión madrugada,

se precisó en otro lugar,

entero y eterno el vínculo de un amor.

Nada ha sido nunca del todo,

porque mientras muchos mueren,

otros siguen naciendo,

mientras unos callan, otros hablan,

mientras unos se desarman en llantos,

otros se restauran en risas,

así que nada, pero nada,

nunca, nunca, ¡nunca!

ha existido durante mucho tiempo para ser.

Nunca permaneció mucho tiempo la guerra,

nunca fue suficiente la espera,

nunca hubo tanto llanto,

no fue mucha la diferencia, ni el egoísmo,

ni duró por mucho la pataleta.

No hay guerra, no hay tristeza,

no hay culpa, ni un poco de crueldad.

 

Lo malo y miserable para deshecho duró lo que debió,

lo suficiente para enseñar,

pero nunca lo suficiente para existir.

 

31/ Mayo/ 2017 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.