Letonian

MI PADRE HOY NO ESTA CONMIGO



AUN SIGO SENTADO SOBRE ESTA SILLA 

SOBRE LA CUAL ALGUNA VEZ ESTUVISTE TU

Y HOY ME DOY CUENTA DE LO TANTO

QUE EXTRAÑO ESCUCHAR TUS CONSEJOS.

 

OLVIDE ALGUNA VEZ QUIEN FUISTE CUANDO ESTABAS AQUÍ

Y HOY QUISIERA PEDIRTE PERDÓN POR ELLO

PERO NO ESTAS, TE HAS IDO PARA NO VOLVER,

NO PUEDO YA CONTENER LAS LAGRIMÁS...

 

PADRE, SE QUE HOY NO PUEDES LEER ESTA CARTA

SE QUE NO PUEDES VENIR A DARME UN ABRAZO

Y LEVANTARME DEL SUELO COMO LO SOLÍAS HACER 

CUANDO YO ERA NIÑO, Y LLORABA DESCONSOLADO,

Y HOY QUISIERA QUE ESTUVIESES AQUÍ, 

ME TOMARAS LA MANO Y CAMINEMOS JUNTOS

OLVIDAR TODO LO QUE ME AQUEJA Y PERJUDICA

Y VOLVER A JUGAR CONTIGO A LA PELOTA.

 

PAPÁ, PADRE MÍO, ME HACES TANTA FALTA...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.