Rayo Yording

Rima IV


Alma incandescente
de suspiros y antojos,
clavel que su brote nace
y el otro duerme,
dime; ¿has visto acaso junto a ti a otro?

 

Alma incandescente
ya veis estoy triste,
ya veis estoy alegre,
clavel que su brote nace
y el otro duerme,
dime; ¿has visto acaso junto a ti a otro?

 

Alma incandescente
de suspiros y antojos;
¿por qué sois inconstante?
¿por qué no permaneces?



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.