Daniel Blech

Un alma torpe

No voy a meterme en debates
sobre la existencia del alma,
pero sé que tengo
un alma torpe:

pisa selectivamente
las baldosas flojas
los días de lluvia
cree o quiere
ver ángeles
en los rostros
en las fotos
en las sonrisas
en los recuerdos
en vos:

está demás decirlo
pero este alma torpe lo dice
siempre
 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.