RICARDO ALVAREZ

1- LENTAS LUCES 2- EL MISMO ROSTRO 3- PUNTOS



1-

 

 

              LENTAS LUCES

 

Ya lentas luces iluminan nuestros jardines,

acibares de ámbito cerrado son glaciares espejismos,

épocas de prietas reyertas con dolor de lesos jazmines. 

Hemos trasvasados la soledad de obtusos cristales

acercando el amor con el trigo de nuestras manos.

 

Ya es mágico este mundo desatado de tensos alambres,

libertad que hemos logrado con símbolos rosáceos de lindes.

Libamos soles y lunas que creímos en memoria borradas,

conquistamos la indeleble rebeldía de la espuma

y abundantes corrientes de cauces transitan los labios,

dejando torpes momentos pavesas en las esquinas bordadas.

 

Encendimos candiles de auroras incesantes, 

cultivamos la costumbre de besar los horizontes purpuras

en una larga ola lábil, torrente de maravilla pura,

nos propagamos  raudales corpóreos y roces de ternura infatigables.

 

Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

Poemas de ricardo alvarez@blogspot.com

Poemas de ricardo alvarez-blogger

 

@2017 - de mi libro JUNTO A LOS LAGOS -  ED. DUNKEN- FERIA DEL LIBRO - BUENOS AIRES - ARGENTINA

 Hecho el Depósito según la ley 11-723- registro de autores.

A publicarse en Julio 2017

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

2-  

EL MISMO ROSTRO

 

 

Hurgar en las cenizas del tiempo

para hallar un mensaje de runas

sin aprender viejas lecciones sin lectura.

Rescatar imágenes impropias

pintando las paredes del cuarto cenizo.

Defenestrar las calles, creernos el centro

del mundo,

que los planetas son grisuras,

vagas sensaciones opacas donde la luz emigra.

 

A mí como muchos nos preocupa

la compañía solitaria,

dialogar con el espejo

el mismo rostro que se esfuma,

un áspero soliloquio que se derrumba

en falsa dialéctica.

Plagiar el élitro fugaz de mariposas minúsculas

y en la tarda memoria apartar los hechos de las vivencias.

 

Yo soy feliz y eso me importa,

No lo dicta mi egolatría porque soy participe comunitario.

Hay tantas otras cosas en el mundo;

un instante cualquiera es más profundo

que los pozos de las sombras.

La vida es corta pero no sórdida

aunque las horas son tan largas

como un reloj de arena obstruida.

 

Una retahíla de maravillas acecha

y nuevos soles brillan

junto al lado claro de la luna.

 

¿Es el fin de la vida estar muerto?

Porque he visto

huesos atados con alambre,

pedestre y erguido su semblante,

morir pausadamente en cada aliento,

contagiar el presente de antifaces.

 

Opto carearme con la realidad disonante,

entregar a lo monocorde un compas de baile.

Embriagarme de penas y alegrías

y que esa insípida espira eterna contenga su queja.

 

Mientras disfrute viviré,

y ella, la meretriz muerta,

la que amenaza y no me aterra,

que paciente aguarde en la sala de espera.

En tanto miro las estrellas que humean mis dedos,

un rostro que sonríe trae un amor muy parecido

a la esencia del universo.

 

 

 

Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

Poemas de ricardo alvarez@blogspot.com

Poemas de ricardo alvarez-blogger

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

3-

 

 

PUNTOS

 

No hablo de arte

si digo que al títere empolvado

lo manipulan los hilos del amo,

hablo de planificar el forzado ensamble

en las piezas rotas del estropajo.

 

El protagonista con semblante

se expresa en su propio escenario,

coherente conjuga el discurso con el acto.

Cuando el hecho habilita el lenguaje

el símbolo irrita al cretino non sancto.

 

No es cuestión de acrobática suerte,

vivir es trascender la elección de la imagen

ficcionaria, los bordes ilusorios enigmáticos del mensaje

el receptor libre descifra la ruindad del símbolo

y prescinde del testigo y su fuente.

 

No hablo del clima en el tiempo

ni de la niebla, ni de cielos diáfanos

sino del derrumbe abrupto de las estanterías,

de arcanos fantasmas que golpean las costillas,

el grito profundo que expulsa el aliento horrendo 

cuando el espíritu desmorona su arquitectura.

 

La templanza fiel sostiene la hipótesis de la idea,

resiste la mudanza del invierno

el corazón caliente de flujo con bravura

No digo que el caníbal sea salvaje

por la imposición cruel del dictamen

si el imperio resalta el valor del hambre.

 

Tampoco hablo del embalsamado gobernante

ni de principados vergonzantes.

Más bien de payasos adulantes,

cortejos de aplicación maquiavélica.

 

La dinámica del proyecto impacta las fronteras de la raya,

la grieta es transmutación fugitiva desvelo de murallas,

transparencia que irrita el diminuto cráneo del ladino.

La conjetura que proyecta el canalla es un débil suspiro

que la briza apaga, saudades insensatas, ágil lengua,

discursa fábulas promisorias,

sandeces fónicas de equilibrista perorata.

 

Los ingenieros de la nada son verdugos

destructores que mueren en sus propias tramas.

En toda escena vacía de contenido

el actor honorable no representa la actuación mal guio nada

de abyectos obsecuentes,

aposentados en sus empinadas atalayas.

 

El interprete captura la idea pluralista

y sobre una mesa de viento afable debate con el congénere 

las aristas divergentes,

confluyendo en lícita concordancia liman las asperezas

las líneas donde los puntos del encuentro convergen.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.