MartinezJ159

No Estoy

Irrumpiendo en la agonía tibia y placentera
has de tenerme añorando un suspiro
y aunque imperceptible al ojo de muchos
ilustras de color mi lienzo con un guiño.

Al ocaso se acercaba mi partida
cruzé el umbral de noche, sin luz
gane fé en la insípida espera
pero no encontré paz sino guerra.

De los miedos que me aquejan
el olvido apenas me incómoda
y es que olvidado e estado siempre
como ayer y hoy
puedo estar sin quedarme
puedo estar y no estoy.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.