Melany Devia

Testigo en la distancia


AVISO DE AUSENCIA DE Melany Devia
Cerrado por reconstrucción.

Pedir que aparte de ti mi mirada

Es decir al viento: "deja de correr".

No tengo culpa de amar tu figura sagrada,

Ni de pensar en que hay más allá de tu piel.

 

Dicen ser los ojos las ventanas del alma,

Entonces la tuya está hecha de miel;

Siendo tan dulce, y de mi ansiedad la calma...

¡Quisiera a fondo saber cómo es!

 

A contemplarte de lejos estoy resignada,

Sabiendo tu vida mi mejor cobijo,

Y a pesar de que en ésta no soy yo la amada,

Soy en la distancia su más fiel testigo.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.