monique ele

Monólogo de una voz en la conciencia alterada de un suicida



Dejá las metanfetaminas

dejá la yerba

dejá la cocaína

dejá el éxtasis

dejá el crack

dejá tus fantasías-

dejá de alucinar-

dejá de escapar-

Tus ojos rojos

no miran-

tus ojos abiertos

no miran-

tu insistente nariz

no respira-

Cuando el cuerpo

te pica-

es el alma 

que te está picando-

ya no es tu cuerpo 

el que se mueve-

ya no es tu voluntad

en tu vida-

Dejá de clavarte-

de cortarte-

hay un cielo

en tu garganta-

dejá de vomitarte

defecarte

y orinarte-

dejá de mendigar 

migajas - estimulantes-

Tu corazón no tiene cura-

hace rato que se dio

por vencido-

Tus amigos ya se fueron-

tu familia también-

y todos aquellos

a quienes robaste-

a quienes mentiste-

a quienes fallaste-

a quienes follaste-

No pienses en tus éxitos

ni en tus fracasos-

No recuerdes a quienes

te dejaron o te amaron-

Rompé tus ataduras-

Volar es fácil-

volar es lindo-

Las drogas

solo te destruyen-

Es cierto

que nada tiene sentido-

Aceptalo de una vez,

tomá el arma

y dispará.

Tal vez

otro mundo

te ama.

Comentarios2

  • Ana Maria Germanas

    Hola Monica, realista, impactante, y conmovedor poema .-

    • monique ele

      Muchas gracias Ana María por aportarme tu visión...

    • liborio cantillo

      la vida del vicio en tus letras que tiene a la juventud perdida,
      saludos amigables



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.