emiliodom

YA NO...

  Ya no vibran en mis manos, las promesas sutiles pronunciadas por puro compromiso... Ya no brilla en mi semblante, aluviones de sonrisas, que afloran con la finalidad de paliar el olvido. Las ventanas de mis ojos, han vuelto a contemplar los tonos amarillos y verdes que nos regala la naturaleza en su estación preferida.   Ha desaparecido, el rumor del mar bravío de mi Costa Dorada, para entrar en la nueva estación veraniega, y soportar con parsimonia, esas mañanas en su playa, carentes del acostumbrado sosiego de los meses precedentes


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.