Gilber

Busqué tanto

Busqué tanto

tu imagen que quería.

En todo tiempo

en cualquier lugar.

 

Y cuando pensé

no encontrarte

te inventé.

 

Estabas conmigo

en mis sueños,

en mis pensamientos.

Te hablaba

en el silencio de la noche.

Las estrellas eran

esos ojos tuyos que miraban.

El aire era

ese beso tuyo que besaba.

 

Hoy que te encuentro

en esta tarde soleada.

Sentí el corazón bullir

dentro de mí.

Eres tú más bella

que la que soñaba.

Eres tú el principio,

eres tú el fin.

 

Ya no sueño,

nunca más.

Ahora...

te toco,

te huelo,

te oigo,

te pruebo,

te siento,

te veo,

pero sobre todo:

 

¡Te quiero!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.