Monroy Gemio Pedro

UN CADAVER ANDANTE


Tus ojos están cerrados,
tienes paz en tu cara,
pareces... simplemente dormida.
Te acarició dulcemente
e intento, en mi locura despertarte,
pero se que estas muerta.
Una lágrima resbala
y cae de mi rostro,
mi alma sangra gotas rotas
y en mi mente,
siento un martilleo estridente,
que rompe mis sentimientos y me destroza,
trato de modificar la percepción de mi dolor,
creí que eso permitiría aumentar
el umbral de mi tolerancia,
pero creo... que ya anuncio la muerte,
simplemente soy ya...
un cadaver andante.
P.M. Pedro Monroy Gemio

Comentarios1

  • Hada Marilyn

    Muy buena descripciĆ³n de ese dolor atormentado por la ausencia.
    Reciba mi saludo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.