Esteban Mario Couceyro

Del amor

Del amor, he escrito
cantidad de letras dispersas
mas todas ellas versan
del sentimiento único
aleteando como un pájaro...
como el mismo sol
en majestuoso amanecer.

Si bien, se puede decir
que de regreso estoy
a mis años cansados
y en mi camino obligado
alijo lo que queda
de este amor melancólico
que tanto gusta a las damas
sabiendo que no regreso
que solo estoy yendo
hacia el horizonte en llamas
de un mirar esperanzado.

Solo tiento, el llegar
pero el tiempo se dispara
como saetas erradas
y cada día es más duro el caminar.

Apelo a vuestras almas
cobijar mis palabras
que anteceden la llegada
de quien, moribundo ya
pena por amor
en la seguridad
de renacer majestuoso
como un fénix
en la calidez
de vuestros corazones.

 

.......................................

Comentarios4

  • Pensamiento.

    Equiparable a los grandes. Saludiños, Esteban.

    • Esteban Mario Couceyro

      ¡Vaya exceso el vuestro!..., por inmerecidas tengo tales palabras, que dispensáis generosamente, solo intento explicar lo difuso de un sentimiento.
      Gracias
      Esteban

    • Raquelinamor

      Precioso poema, felicitaciones! Saludos de universal amor reciba de la raquelinamor

      • Esteban Mario Couceyro

        Gracias por tus palabras
        Un abrazo desde el sur
        Esteban

        • Raquelinamor

          Gracias igualmente.

        • Beatriz Blanca

          Grande, muy grande el poema de hoy, pero aún tienes un trayecto largo por recorrer, para luego renacer como el ave fénix.
          Saludos y gracias por permitirnos disfrutar tus letras.

          • Esteban Mario Couceyro

            Gracias querida amiga, ya el trayecto, visto desde este punto parece tan largo y fatigoso... Pero sí, lo poco o mucho que reste, trataré de vivirlo con la plenitud del que sabe recordar, tanto el pasado como el futuro, renaciendo en cada instante, en la esperanza de ese vuelo trascendental del Fénix.
            Ya sabes, que las gracias son fundamentalmente mías.
            Un buen abrazo
            Esteban

          • anbel

            Resurgiendo como el ave fénix... ¿Acaso no es el amor entendido como tal un morir un poquito cada día?... El amor tema complicado ese,sobre el que no se manda, y cuando llega lo hace para atraparnos entre sus redes de las que no podemos escapar. Bendita red para el que la disfruta y también el que resurja cómo ave fénix de sus cenizas. A veces el chamusque es tanto que no hay fuerzas para resurgir de las cenizas.
            Muy lindo. Un sincero abrazo.

            • Esteban Mario Couceyro

              Querida Ana, morir de amor, surge al esforzarse en el mantenimiento de ese vuelo. Cuando el amor es ideal, amar es como la respiración..., tan natural y necesaria...
              En el caso del que habiendo vivido a lo largo de un extenso camino, en los recuerdos compartidos, con seres a los que de alguna manera amo, surgo como el ave Fénix y sobrevuelo lo que queda del camino.
              Mi mejor abrazo
              Esteban



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.