Margarita Rodriguez Romero

Encuentro

Sin brújula, sin mapa

carente de cordura

un poco desahuciada

un poco a la deriva

sin llanto ni plegarias

al borde del abismo

yo te buscaba…

 

Llegaste sin aviso

sin bombo ni platillo

escasa de palabras

rompiendo mis esquemas

mis dudas solitarias.

 

Llegaste una mañana

como una enorme ola

me aprisionó tu cuerpo

y descanse en tu playa.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.