César Enrique Villatoro Liévano

ÓBITO DE MI AMOR

Que linda te vas al cielo,

vestida de espuma,

con velos de cascada,

adornada de flores de azahar.

 

Un epitafio escribí para ti,

en la cruz que yacerá a tus pies.

 

Descansa Amor mío

Cúbrete de paz

Pronto a tu lado estaré.

 

Llueven de mis ojos lágrimas,

de las nubes melancolía.

¡Ay cariño por qué me dejas!

¡Por qué me dejas llorando como un niño!

 

Pronto a tu lado estaré,

correteando estrellas,

amándote eternamente,

siendo luz,

tengo fe.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.