Arnoldo Bermúdez

Ironía del silencio

El sol desciende sobre el estremecido cielo,

Me encuentro en profunda perplejidad,

¿Para qué vivimos?

¿Para qué existimos?

¿Para que nos encontramos en este mundo sin sentido?

Me pregunté con desesperación

 

Cuando de repente vi la belleza del sol durante el alba

Y así supe la respuesta de mi tan sencilla pregunta

Y era:

-Venimos para revolucionar un mundo sin sentido

y para así disfrutar la belleza que el creador nos ha regalado:

la vida

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.