Raul Gonzaga

El milagro de lo bello

 

Ella salió cual sol resplandeciente,
Iluminó la senda donde estaba,
A su lado su perro caminaba
Y yo la contemplaba desde oriente;

Soportaba una herida muy reciente,
Herida que muy rauda se curaba,
Al verla ya mi pecho palpitaba
Y mi alma se perdía en su inconsciente;

El veleidoso amor es una pena
Que se convierte en dicha y alegría
Cuando una bella flor, tal vez, ajena

Es capaz de arrancar melancolía:
Es lo bello fortuna alba y plena
Que rescata al amante en agonía…

Comentarios1

  • Raul Gonzaga

    Nunca te dejes arrastrar por el huracán de la tristeza, si un amor se te fue, ábrete al milagro de la belleza; deja que lo hermoso ilumine la penumbra del dolor...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.