Pedro Fassi

Comisuras

La muerte pintaba con acuarelas la agonía del ocaso, 

ella bailaba descalza en los laberintos de un sueño.

Los espejos se convirtieron en bocas llenas de agujeros negros,

y su risa la luz que dibujó la luna en mi ventana.

Las nubes dormían en sus mejillas,

el otoño con sus hojas anidaba su infancia. 

Sus besos rodaron bajo las sábanas, 

y un mordisco enredó dos miradas.

Su timidez soñaba a escondidas,

sus comisuras eran dos hamacas para pasar la vida. 

 

Pedro Fassi

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.