diegoelhumanno

Despedida.

Hoy la muerte abrazó su suspiro,
beso su frías mejillas
y llevó su voz
a la bóveda celeste
donde las estrellas brillan
aun en su agonía.

 

Hoy las paredes se enfriaron
la atmósfera se lleno de silencio,
hoy su corazón reconoció,
después de mucho tiempo;
la fragilidad de su sentir..

 

Ha muerto,
va de nuevo al regazo de su madre,
va de nuevo al descanso
por el que tantas noches,
con agudas memorias
lloraba su silencio.

 

Hoy la muerte me recuerda
que su cercanía
es más compañía
que cualquier alma mortal

 

Hoy la muerte también me visitó,
Me hablo en sueños.

 

Está siempre cerca,
siempre tan amable y comprensiva.

 

Bella muerte, hoy te siento mía.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.