Kevin Raphael

Nadie Sabe

 

 

Nadie sabe de mi vida y de mis cosas 

Todos viven en la parte divertida 

No miran las espinas, solo las rosas, 

Solo ven las partes buenas de la vida.

 

Todos quieren que le dediques tu tiempo 

Cuando tienen problema y dificultad, 

Pero nunca me preguntan lo que siento

Y si me encuentro en total felicidad.

 

Nadie sabe cuando en las noches me encierro

Y agonizo en mi triste realidad, 

Mientras finjo ser tan duro como el hierro, 

Más sabiendo que nada de esto es verdad. 

 

Todos vienen a contarte sus problemas, 

Pero nadie se te ofrece a escuchar 

La tristeza que tu alma suave te quema, 

Las  penurias que te pueden trasnochar.

 

Nadie sabe cuando corre por mis venas 

Las tristeza de una cruel desilusión, 

Nadie me ayuda a poder calmar mis penas

Ni complace mis metas y mi pasión. 

 

Nadie sabe ni procura el ayudarme 

Cuando nado en mis mates de soledad, 

Y de nuevo solo me queda escudarme

En un oscuro espejo de falsedad.  

 

Comentarios1

  • mario mena mena

    Es la historia de multitudes narrada de forma precisa.
    Nos queda a todos escucharnos; en el decir y compartir están los elementos de la salida que ya conocemos.

    • Kevin Raphael

      Así es compañero en letras... Es la historia de multitudes que se sienten identificados, pero no se atreven a expresarlo de manera directa y clara por temor a hacer sentir mal a algunos, pero sin embargo ellos si se hieren en su soledad y su silencio... Gracias por tan generosa y tremenda opinión en mi humilde desahogo de muchos..



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.