César Enrique Villatoro Liévano

FRENESÍ

Cuando sientas

que el mar está en tu ser,

entenderás

que el amor te envuelve.

 

No dormirás

como solías hacerlo,

de tu cabeza nacerán letanías,

angustias y agonía.

 

La locura de amor

turbará tu pensamiento,

sólo esa mujer

tallo con espinas, rosa,

será tu memoria

 

Frenesí

amargo como café, pero a la vez

dulce como la miel

que de ella emana,

incontrolable hechizo desesperado.

 

Frenesí de un pobre enamorado.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.