anzuna

CUANDO LOS CUERPOS SE DICEN, LO MISMO QUE SE DICEN LAS ALMAS


AVISO DE AUSENCIA DE anzuna
Si no estoy, es que me fui a visitar el otro mundo y como todo poeta estoy esperando la resurrección de mis versos en sus oídos.

CUANDO LOS CUERPOS SE DICEN,
LO MISMO QUE SE DICEN LAS ALMAS


Y yo pensé que aquella noche
que la conocía lo suficiente
cuando le saqué la ropa


Cuando toqué su cuerpo desnudo
cuando con mis manos recorrí sus mapas
me hice dueño y señor de toda ella
y que eso era suficiente para amarla

Pero nunca me habló de sus sueños,
de construir un hogar o un nido,
de regar con amor, los surcos de su vientre
sembrar la semilla y cosechar los frutos

Eso nunca lo dijo, eso nunca lo habló
y yo pensé que con verla desnuda
era suficiente para conocerla del todo
pero no...y ahora pienso:
!Jamás la he visto desnuda!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.