Eddy Cárdenas García

Que la vida todo te cobra

 

 

 

 

Que la vida todo te cobra…

 

 

¡Está bien que te quieras marchar!

 

No te detengas por mis lágrimas

ni por mis egoísmos

ni por mi soledad.

 

La vida te espera en su gran anfiteatro

 y tú serás la protagonista

en aquel proscenio.

 

Ve, y no transijas papeles de segunda.

 

Tus sueños son grandes y por principios

no te derrumbes ante la pasión,

esa es efímera y por si no la conoces

nos lastima y nos hiere la razón.

 

No abandones lo que más quieres por algo

mundano, se constante en la vida, en el amor.

 

Pase lo que pase, tú puedes, se leal, sincera,

levántate si tropiezas, te verás ilesa

y jamás una presa de quien te prometa.

 

La vida es este instante: es esta lágrima ,

es tu ausencia, es este quizás vuelvas…

 

 

Somos por naturaleza especímenes

preñados de fogosidad, no razonamos

ante la adversidad.

 

 

Las personas que sueñan

consiguen cambiar al mundo.

 

No te desatiendas ante otros consejos,

ve, construye tu camino, uno nuevo,

uno lleno de esperanzas, camina tus pasos

llevando amor a quien vive contigo.

 

 

No vivas en pausa

que no te cubra el disimulo,

que nadie amordace tu voz.

 

No abandones lo mejor de ti,

eres mucho más grande  

que todas tus dificultades.

 

No vivas como aquellos que perdieron la fe.

 

Tú vales más que los silencios,

más que los desvelos

abandona esa angustia que te pretenda.

 

Cierra las puertas y abre las ventanas de la vida

tu puedes enfrentar lo más duros desafíos

¡pruébate!

 

Aprecia la humildad y la soberbia en las personas.

 

Distínguelas  y apártate del que mastica altivez

su arrogancia puede herir tus sentimientos,

y al final no podrás escribir tu propia historia.

 

¡Disfruta de la belleza de los lugares que te den felicidad

viaja siempre que puedas a las montañas, al mar,  

renueva tu espíritu, llénate de fe!

 

Recuerda que no estás sola,

que existen otros seres que te piensan y te esperan

cuando hayas culminado las intenciones de tu ausencia.

 

 

Tus experiencias serán aquellos pasos que eludirás

Por la senda, para en el abismo no caer.

 

Toda lección en la vida

está hecha para creer o para desilusionarnos

de los fraudes del camino…

 

Vive una vida grandiosa, sin temores al pasado.

 

Saluda a quien te salude,

mantén una confianza clara y razonable ante la vida.

 

No por ello se te ocurra subirte a tu nube

recuerda: esta se disuelve en la primera lluvia.

 

Aun así, ve y reconoce que tú eres la protagonista

de tu propia historia, escríbela y no dejes

nada pendiente, que la vida todo te cobra…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.