Pedro Ruiz Lopez

NADA DE NADA

Nada de nada, me queda de ti,

Nada de nada, ya mi amor murió,

El ave fénix, no podrá surgir,

Como lluvia, que el sol ya resecó.

 

Igual que un río, que llega al desierto,

Que ya queda disecado, de repente,

Y que muy pronto, ya quedara muerto,

Borrado por el clima, tan caliente.

 

Con tu actitud, mostrada indiferente,

Aquel amor grandioso, que te daba,

Y batallé buscando, buena suerte,

Haciendo mil intentos, no halle nada

 

Ahora ya no seguiré, recordando,

De algo que para ti, nunca existió,

Siempre tan tenaz, intente tanto,

En la vida, tu respuesta fue que no.

 

Buscando conquistarte, me hice el tonto,

Perseguí siempre aquel, sueño falaz,

De conquistarte, para mí tan pronto,

No me, quisiste, ya jamás, jamás.

 

Pienso que nunca, cambiaré tu vida,

No idealizarè, tu sentir

También nunca me opuse a, tu partida,

Siempre desearé, seas feliz.

 

Siempre quise que fueras, tú mi gloria,

Idolatrándote, bella mujer,

Todo pasó, tan solo será historia,

Y contigo sí, me tocó perder.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.