boris gold

NOCHE Y DÍA

 

Confiesa el bohemio

que a veces de noche,

se choca con fantasmas

que buscan su lugar,

dice que es de onda

abrazar madrugadas,

un baño de luna

y después...a ganar.

 

Que extraña jauría

se ve a esa hora,

pisar las veredas

de esta, mi ciudad,

se ven muchas putas

orgasmos al paso,

y a sus vividores

pura escoria...nomás.

 

Tal vez algún ángel

que mira de arriba,

y mueve las piezas

como un juego más,

crea personajes

con tristezas varias,

como ese linyera

que vencido...está.

 

El poeta absorto

que mira a la luna,

y no entiende mucho

su tiempo se va,

en puros poemas

convocando a duendes,

para que lo ayuden

a su musa...encontrar.

 

Los tacos agujas

ya medios gastados,

la noche fue brava

en burbujas de champán,

la copera triste

enfila sus pasos

hacia la piecita

y su...soledad.

Va aclarando el día

los actores cambian,

se ven otras cosas

prima la ansiedad,

la gente se aprieta

adentro del metro,

la bohemia ausente

y la ambición...que va.

 

Boris Gold

(simplemente…un poeta)

 

Comentarios2

  • Fabio Robles

    Interesante dos momentos dos realidades y en la vida sigue a su ritmo. Muy bueno Boris, abrazo

  • Alexandra L.

    Bien logrados tus versos donde nos regalas imágenes típicas de la ciudad, donde la noche se hace cómplice. Placer leerte boris.

    Un abrazo, feliz noche, Alex.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.