Alejandro Peláez

Ella, un narcótico

Ella un narcótico que invade mi mente,
un narcótico que anda en mí desde que la vi;
un narcótico que por más que lo intento no soy capaz de dejar,
más que un narcótico, es mi adicción.


Ella invade mi mente, mi cuerpo, mi habitación día tras día aunque yo no lo sepa;
Un narcótico que no soy capaz de evitar,
por más que intento olvidarla, vuelve a mí en mis sueños y pensamientos;
muchos intentan caer en este vicio,
pero solo pocos lo logramos,
un vicio que habitará en mí, ¿hasta cuándo?, no lo sé.

Ella un narcótico de los más adictibles,
un narcótico por el que lucharé hasta que me canse,
un narcótico que quisiera consumir y el único con el que quisiera vivir y ser adicto.

Por ella desde ya hace unos años me hago esta pregunta:
¿Ella será el narcótico que invadirá mi cuerpo y mi vida?

Por más preguntas que me hago aún no lo sé;
Si ella será ese narcótico que algún día tendré.

 

Comentarios1

  • Pensamiento.

    Está muy bien lo que escribes. Saludiños



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.