José de Jesús Camacho Medina

Parábola Mágica

Bajo esa parábola
subyace el latido de dos corazones
se ha abierto la puerta
a tierras inconcebibles
con paisajes de ensueño
puertos multicolores
los senderos emanan luz
la magia transita sin fronteras
al infinito tiende la belleza
¡Es un milagro …!
...
¡ Benditas sean las obras de la Madre Naturaleza!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.