Black-roses

Confesiones

Lo más probable es

que lo que no tenga sentido

es lo que yo siento,

porque analizando mi vida,

tampoco veo algo tan horrible

que me tenga que hacer sentir

tan pésimamente;

lo único que yo soy demasiado sensible,

una mierda me afecta

como si me pegaran una hostia en la cara,

o sea, soy intensa para sentir,

para ser y para comportarme,

y tal vez lo que a otros

les parece cálido,

a mí me parece hielo puro,

porque sí,

porque así soy de fría

y de sensible.

Nunca demostraré gran cosa,

pero lo que me hierven por dentro

algunas cosas,

no se hace uno a la idea,

y no son cosas muy profundas

ni oscuras

en muchos casos,

pero son suficientemente grandes

como para desestabilizarme.

El principal problema mío

es que no me quiero,

me detesto,

no me veo bien,

siento que sobro

en todos lados,

que no valgo nada.

Y nadie quiere

a alguien que piense así de sí mismo,

porque no,

porque personas como yo,

somos tóxicas,

malas para los demás,

malas para el amor,

para recibirlo

y recibir ayuda,

y por eso me condeno,

no logro cambiar,

no sé domesticar mi mente

para dejar de herirme,

no sé dejar de sentir desprecio

y rechazo por mí,

ni dejar de sentir ganas

de esconderme de mí,

de no verme,

de apartarme,

de irme,

de evitarme,

y me parece una cruel condena

estar conmigo hasta el fin de mis días,

con lo fácil que lo tienen otros

para perderme de vista

sin tener que sufrir

ni expirar.

Comentarios1

  • Lita_81

    Interesante poema.
    Un gusto leerlo.
    Abrazos

    • Black-roses

      Gracias, igualmente.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.