MANOLO TUA

A MI MADRE VENEZUELA

 

A ti madre mía, hermosa mujer

Que me has sabido comprender

Que a lo largo de tu vida,

Has interpretado el sacrificio

Y me has permitido entender,

Que  ingrato nunca he sido

Por eso, con dolor cumplo mi deber

De salir a luchar contra forajidos

Que desde su trinchera del poder

Acaban con un pueblo oprimido

Hasta hoy no se puede saber

Los millares que han sido heridos

Aunque hay muertos por doquier

Y centenares han sido detenidos

Asesinos  asidos al lucrado poder

Están impunemente matando tus hijos

Esa vileza la debemos detener

Por eso, madre llorando te pido

Me dejes luchar, para ver si de una vez

Encontramos de la libertad el camino

Perdóname, por tus lágrimas de ayer

Y las que surjan en el forjado destino

Pero es preciso que sepas comprender

Que muchas madres, hoy lloran sus hijos

Algunos que ninguna vez volverán a ver

Porque los ha asesinado  el cruel esbirro

Otros que hoy imploran hacia a su país volver

Por estas y otras razones madre, hoy te pido

Que no me impidas, cumplir con mi deber

Y si regreso, muerto o tal vez herido

Atiéndeme madre, como tú lo sabes hacer

Y grítale al mundo tu extraordinario sacrificio

Y a las otras madres, hazle comprender

El dolor de perder a un venerado hijo

Que salió a luchar, con bizarro deber

 

 

Comentarios2

  • Ana Maria Germanas

    Manolo, no hay tristeza, mas grande, que ver a tu madre herida, querida Venezuela, sufriente y desgarrada, lo retratas, con amor de hijo, en este bello poema, todo mi amor, para tu gran pais.-

    • MANOLO TUA

      Gracias por tu gentil comentario y tu solidaridad, que se te nace del corazón, nuestro país que hoy atraviesa una menguada hora, está en pie de lucha y con la solidaridad internacional y la oración de todos ustedes, saldremos de este narco terrorismo, que pretende enquistarse en el poder, pero la justicia se impondrá. Gracias nuevamente y un fraternal abrazo desde este rincón suramericano

    • Hermes Antonio Varillas Labrador

      Consciencia y más consciencia en los hijos de una madre que ve con terror cómo han permitido que mercenarios vengan a camuflarse entre los militares y esbirros, entre colectivos y policías para asesinar a sus hijos de sus entrañas... Consciencia, pues la apatía e indiferencia es la complicidad disfrazada que contribuye a su paradójica agonía... Necesario es un despertar y reaccionar, pues como dijo el cantor del pueblo, la inocencia no mata al pueblo, pero tampoco lo salva, lo salvará su consciencia y en eso me apuesto el alma... pero si demoramos más, para luego será demasiado tarde.
      Saludos cordiales desde la ciudad de la cordialidad, valga la incoherencia y redundancia, no puede ser cordial una ciudad sistemáticamente militarizada

      • MANOLO TUA

        GRACIAS HERMANO. por tu comentario y sé perfectamente, que formas parte de la mayoría de venezolanos que hoy repudian este oprobioso régimen de narcotraficantes, tanto por tu análisis de profunda sabiduría, como por pertenecer al heroico pueblo tachirense, que son obligatoria referencia en esta cruenta lucha que hemos emprendido y que mantendremos hasta enarbolar la antorcha de la libertad, continúan y seguirán siendo la capital de la cordialidad, aunque hoy esté militarizada, en la conciencia y conducta del valiente pueblo orbitan los principios de cordialidad que siempre les ha caracterizado. UN FRATERNAL ABRAZO DESDE LA CAPITAL MUSICAL DE VENEZUELA, BARQUISIMETO

        • Hermes Antonio Varillas Labrador

          Recibo con beneplácitoamigo Manolo vuestra respuesta y saludos... En Barquisimevo tengo a uno de mis hijos a punto de finalizar sus estudios de medicina en la UCLA... Vaya mi abrazo virtual y cordial de manera recíproca con el mismo afecto.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.