Sebastian Antonio

Aquel día

Hace ya un largo tiempo que estoy muriendo avergonzado
Vivo con la cabeza gacha
Por supuesto que me río pero allí no se ve el dolor

Las piernas cada vez me pesan más y los párpados se me caen

Y no precisamente por sueño
Mi última esperanza es que por fin llegue aquel el día, que sé que llegará, porque lo sé
El día en que me beses, y que ese beso me reviva


O que por fin termine de matarme para siempre



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.